02 abril 2017

Tortitas y beicon

La cocina me intimida un poco. Es elegante y moderna, con armarios sin tiradores. Tardo unos segundos en llegar a la conclusión de que tengo que presionar en las puertas para que se abran. Quizá debería prepararle el desayuno a Christian. El otro día comió una tortilla... Bueno, ayer, en el Heathman. Hay que ver la de cosas que han pasado desde ayer. Abro el frigorífico, veo que hay muchos huevos y decido que quiero tortitas y beicon. Empiezo a hacer la masa bailando por la cocina.

Cincuenta sombras de Grey
E.L. James

26 marzo 2017

Carne no

Müller dio media vuelta y se escabulló. Era superior a sus fuerzas. Le horrorizaba ver matar a los animales. Para no tener la tentación de comer carne un día de hambruna, había tomado la precaución, antes de abandonar Berlín, de hacerse arrancar todos los dientes.

La sed
Georges Simenon, 2004

25 marzo 2017

Otro café

Todo el mundo debería creer en algo. Creo que me voy a tomar otro café.


Groucho Marx

01 enero 2017

Comer en casa

Después, entre la una las dos, no era raro tropezarse con él subiendo de nuevo por corso Giovecca, con el paquete de atún en aceite o de embutido colgando del meñique y el Corriere della Sera saliéndole del bolsillo del abrigo. Luego comía en casa.

Las gafas de oro
Giorgio Bassani

(Anne Soline Roy)

02 agosto 2016

Pan y cerezas

Tendremos que sacar del bolsillo pan cerezas
paisajes saltimbanquis y otras cosas
que ahora no recuerdo pero que están ahí:
desordenadamente libres en nuestra fantasía

Desordenadamente busco
Carmelo Guillén Acosta

27 julio 2016

Buñuelos de berenjena

Los ingredientes son: berenjena, leche, harina, ajo, perejil, pimienta, queso rallado, sal, colorante, miel de caña.

Lo primero es pelar la berenjena, cortarla a cuadraditos y ponerla a cocer con agua y sal. Cuando esté, se deja en un escurridor, presionando para que pierda toda el agua.

A continuación se prepara  la masa del buñuelo; de las medidas no me preocupé nunca, así que son un poco orientativas nada más. Yo hago normalmente una berenjena hermosa, o dos sin son pequeñas, y salen 16-20 buñuelitos, suficiente para cuatro personas, por ejemplo.

En un bol se echa un cuarto de litro de leche fría y se le va incorporando harina poco a poco y removiendo hasta adquirir una consistencia líquida, acuosa todavía, pero ya con cuerpo. Se le añade una pizca de colorante, otra de bicarbonato, sal, ajo picado, perejil picado y pimienta molida; se puede añadir, aunque no es imprescindible, queso rallado.
Se mezcla todo bien, se deja reposar unos 10-15 minutos.

En una sartén con aceite de girasol muy caliente se van echando cuidadosamente cada buñuelo, que es la porción que puede cogerse con una cuchara.

Se fríe todo muy bien y se come recién hecho.

Se puede acompañar de miel de caña, mermelada de kumquat, confitura de cebolla o, simplemente, solos.

QUE APROVECHE!!

25 mayo 2016

Mousse de limón

La conversación fluye entre los Grey, cálida y afectuosa, bromeando unos con otros. Durante el postre, una mousse de limón, Mía nos obsequia con anécdotas de París y en un momento dado empieza a hablar en francés con desenvoltura.

Cincuenta sombras de Grey
E.L. James

08 mayo 2016

Lunch a bordo

Hermann, un tanto avergonzado, acarreó la segunda caja mientras servían el lunch en la cubierta del barco, el cual se hallaba tan cerca que con los gemelos podían distinguirse al detalle todos los platos.

La sed
Georges Simenon

06 mayo 2016

Huele delicioso

Huele delicioso: chorizo y vieiras con pimientos rojos asados y chalotas, salpicados de perejil. A pesar de que tengo el estómago revuelto por las amenazas de Christian, de las miradas subrepticias de la bella Coletitas y el desastre de mi ropa interior desaparecida, me muero de hambre.

Cincuenta sombras de Grey
E.L. James

(La esposa del comerciante Overi. Boris Kustodiev)

04 mayo 2016

Cuscús y membrillos

Fajos de luz en la mesilla
de unas noches arqueadas
lámparas obedientes
al silencio lluvioso,
membrillos ahorcados
en el jugo de sus ramas
arenas doradas donde se entierran los gritos
manos que compran
cada ilusión abandonada
y Marrakech en medio
de un plato de cuscús.

A orillas de Marrakech (Tormenta de especias)
Lamiae el Amrani

Antonio Vázquez Bartolomé)

02 abril 2016

Muy pronto nos adaptamos los tres a nuestro ritmo de vida con Root. Mi trabajo era el habitual, excepto la cena, que ahora era para tres. El día que estaba más ocupado era el viernes. Tenía que preparae la comida del fin de semana y congelarla. Por ejemplo, un paté de carne y puré de patatas, pescado cocido y verdura; y le explicaba al profesor, poniéndome algo pesada, con qué debía combinar cada plato y cómo tenía que descongelarlos; pero al final no era capaz de aprender ni el manejo del horno microondas.

La fórmula preferida del profesor
 

Yoko Ogawa

30 marzo 2016

Embutido-medicina

Mi vecino de la izquierda era Z., un campesino mohíno y taciturno de un pueblucho situado en la comarca de Radomsko, cuyos habitantes -según contó en una ocasión- guardaban en sus casas, como medicina, un trozo de embutido seco que daban a chupar a los niños de pecho cuando caían enfermos.
-¿Crees que eso ayuda? -le pregunté si fe alguna.
-Claro que sí -respondió convencido, y volvió a sumirse en el silencio.

Viajes con Heródoto
Ryszard Kapuscinski

28 marzo 2016

Olor a mar

Al pie se extendía el barrio del puerto, con las hileras de sus sencillos bares de madera, que olían a pescado, vino y café. Pero sobre todo se detectaba, traído por la brisa, el olor a mar, salado refrescante, suave y tranquilizador.

Viajes con Heródoto
Ryszard Kapuscinski

26 marzo 2016

Queso y vino franceses

Con Raúl conoció esa Francia, las fincas de los bosques dorados de Bretaña, las estancias en el campo comiendo queso y bebiendo el vino que sus ricos pares guardan en las bodegas, los camisones de seda, los pálidos amaneceres de París desde las buhardillas, los cafés llenos de aventura, frecuentados por latinoamericanos barbados, amantes rápidas.

La novia
Raúl del Pozo

24 marzo 2016

Rutina carcelaria

Y después de las doce viene el almuerzo: carne con patatas, pan integral, mantequilla, un dulce. Y después del almuerzo hay que limpiar otra vez los baños, lavar los suelos (si uno tiene habilidades mecánicas puede ir al taller) hasta las tres... y, a partir de las tres, descanso hasta las cinco. Después la cena, carne asada o una sopa, pan integral, mantequilla, budín de arroz. Y después uno se va a la cama y se cuenta mentiras hasta quedarse dormido.

El percherón mortal
John Franklin Bardin


23 marzo 2016

Zumo de limón

En la terraza del café-restaurante, Martínez bebía un zumo de limón. Espesos cabellos negros, ojos azules, un vestido corto con franjas anaranjadas y amarillas, tirando un poco a violeta: una hermosa y joven mujer.

La edad de la discreción
Simone de Beauvoir

21 marzo 2016

Nueces de coco

La comida fresca escaseaba. Aparte de las nueces de coco, sólo contaban con las provisiones que habían reunido a fines de primavera. Las gallinas, que se habían quedado raquíticas, no ponían, y había que escatimar incluso un vaso de agua, y asearse sucintamente.

La sed
Georges Simenon

19 marzo 2016

Pizza para cenar

Kate vuelve unos veinte minutos después con una pizza; nos sentamos, rodeada de cajas, en nuestro nuevo y diáfano espacio, y nos la comemos directamente de la caja.

Cincuenta sombras de Grey
E.L. James

17 marzo 2016

Un plato de trigo

En las paradas siempre sirven lo mismo: un plato de trigo sarraceno de grano suelto, un pincho caliente de carne de cordero y un vaso de agua, y de postre, un vaso de té. Me resulta difícil entablar alguna conversación porque desconozco el farsi, pero la atmósfera es agradable, los hombres se muestran amables, sonrientes. Las mujeres, en cambio, miran para otro lado.

Viajes con Heródoto
Ryszard Kapuscinski

15 marzo 2016

Buffet americano para desayunar

Leía los periódicos mientras le llegaba el aroma del café. Piensa: vendré más, es una de las cosas que de verdad me apasionan, el desayuno continental con tostadas y churros, mermeladas, zumos. El buffet americano es en realidad un festín, con mieles, mantequillas, pan alemán, hogazas, zumos exóticos, quesos curados, huevos revueltos y multitud de platos, tan bien ordenados en manteles impolutos, con centros de flores.

La novia
Raúl del Pozo

(French Tea Garden. Childe Hassam)