25 septiembre 2017

Repostería malabar

Para no desilusionar a los amigos, les comunicó, en cambio, una buena noticia: ya había aprendido a preparar los principales platos de la respostería malabar, confeccionados a base de algas. Todos celebraron la noticia y los invitó a cenar el sábado, con un menú extraído de un libro de cocina de Malibur y que él reputaba sanco y delicioso.

El viaje
Cristina Peri Rossi

16 agosto 2017

Un cognac

Entró a uno de los pocos cafés que encontró abiertos a esa hora y pidió una infusión de manzanilla. El camarero le respondió que sólo servían bebidas alcohólicas, y entonces dudó. ¿Podría pedir un cognac? ¿La misión excluía la bebida? Decidió que un solo cognac no podía contravenir el mandato. Mientras lo bebía, a pequeños sorbos se vio en el espejo largo y estrecho de la pared y el traje negro le pareció anacrónico. Más que un hombre tocado por la gracia, parecía un provinciano recién bajado del tren, y extraviado en la ciudad.

La rebelación
Cristina Peri Rossi

10 agosto 2017

Lentejas

Los presos escudriñaban a través de la mirilla y al descorrer el cerrojo, se habían abalanzado sobre el caldero. Las lentejas formaban una masa oscura que el cabo distribuía, con un cucharón, entre los cazos. Uno de la guardia había repartido los chuscos a razón de dos por cabeza y, mientras los demás comían ávidamente los suyos, dejó su cazo en el poyo y vino a mi encuentro.

La guardia

Juan Goytisolo

05 agosto 2017

Queso y empanadas

Una estufa de leña calienta la habitación. Estoy sentado junto a un grupo de desconocidos que rodea la mesa donde hay platos con queso, empanadas y botellas de vino. Todos permanecen en silencio.

El vendedor de rosas
José Antonio Garriga Vela

(Formatgera. Alas)

28 julio 2017

Desayuno mínimo

Habíamos decidido aprovechar la jornada de sol hasta el máximo y, concluido el aseo, nos pusimos el bañador. Abajo, la madre nos ofreció un bol de leche y un corrusco de pan. Tenía la cocina muy limpia, con los cazos colgados de la espetera y la vajilla bien ordenada en el vasar.

El viaje

Juan Goytisolo

25 julio 2017

Algas trinchadas

Mientras esperaba que amainara, pensó que esa noche tenía que poner en práctica una receta muy prestigiosa de Malibur, Algas trinchadas con arroz.

El viaje
Cristina Peri Rossi

19 julio 2017

Mi bar favorito

Yo me había aclimatado en seguida. Nada más poner los pies comprendí que era el lugar que buscaba. El figón está iluminado por una bombilla única sucia y macilenta. La estufa caldea agradablemente la atmósfera y sirve para asar y freír. Sobre el mostrador, funciona una radio que nadie escucha. A veces emite una serie de sonidos inarticulados durante horas y horas, hasta que alguno lo advierte y la apaga. Los alcoholes se alinean en los estantes, sujetos con aros de hierro y, en la fresquera, el Franela tiene botellas de naranja, cerveza, gaseosa y coca-cola.


Otoño, en el puerto, cuando llovizna

Juan Goytisolo

(Clara Gómez Campos)

15 julio 2017

Fresas del bosque

En su carne interna, un aromático sabor agridulce, una pulpa sabrosa, deliciosa si se toma al natural... y no hablo solo de la frambuesa...

(Este sensual texto lo copié de un estupendo blog alimentado por Scheherezade, ahora Imsomnia -creo-. Gracias)


14 julio 2017

Desayunar, el sentido de la vida.

El sentido de la vida es desayunar.

Así dice David Trueba que decía Rafael Azcona.
Estoy totalmente de acuerdo: el desayuno es el mejor momento del día, el primero y el principal: de ahí surge todo.

(Bogdanov Belsky)

13 julio 2017

Calamares en salsa americana

Sólo soporto el mar como campo de batalla de la flota cefalopodera. Pues soy un fan de los calamares en salsa americana. Todas las noches, durante diez años, cené una lata de calamares y tres naranjas. Nunca acepté otra cosa del piélago que estos bichos, simples sacos de vísceras como algunos seres humanos.

Bitácora de Poseidón
Herminia Luque Ortiz

07 julio 2017

Vino y doble ración de tapas

El chiringuito estaba pobremente iluminado con farolillos de colores y nos sentamos en la única mesa libre. Al lado de nosotros, un hombre de mediana edad discutía con dos mujeres más; más lejos, un grupo de pescadores charlaba en animada tertulia. El niño camarero se presentó en seguida a servirnos. Dolores pidió una botella de vino y doble ración de tapas.

El viaje

Juan Goytisolo

05 julio 2017

Mesas al aire libre

Heródoto es hijo de su cultura y de ese clima de buen talante hacia la gente en que ésta se ha forjado. Es una cultura de largas y hospitalarias mesas, a las cuales, en tardes y noches cálidas, se sientan muchas personas juntas para comer queso y aceitunas, tomar vino fresco y hablar. Ese espacio abierto, sin paredes que lo limiten, en la orilla del mar o en la falda de una montaña, es precisamente lo que libera la imaginación humana.

Viajes con Heródoto
Ryszard Kapuscinski

(Eugenia Loli) 

03 julio 2017

Patatas

Todavía disponían de unas garrafas de agua, las que habían robado estando a punto de provocar un drama. Pero ¿qué víveres les quedaban? La condesa nunca hablaba de eso. Sin embargo, en varias ocasiones, María creyó sorprender un destello en su mirada mientras, por ejemplo, pelaba patatas.

La sed
Georges Simenon

30 junio 2017

Té con limón

En la taza vacía sólo queda
el limón oxidado del té.

II. Collserola
Joan Margarit

28 junio 2017

Cena en común

El Varadero es uno de esos sitios en donde se pierde la noción del tiempo. Se bebe, se fuma, se discute y a nadie se le ocurre mirar el reloj. Cuando el Franela pone a calentar algo en la estufa, es que ha llegado la hora de cenar. Entonces, pescadores, mejilloneros y empleados de las obras van a sus casas o sacan la comida de las tarteras e invitan a los demás a compartirla.

Otoño, en el puerto, cuando llovizna
Juan Goytisolo

(Clara Gómez)

25 junio 2017

Ensalada César

La ensalada César está deliciosa. Para mi sorpresa, estoy muerta de hambre y, por primera vez desde que hemos comido juntos, termino antes que él. El vino tiene un sabor fresco, limpio y afrutado.

Cincuenta sombras de Grey
E.L. James

23 junio 2017

Naranja reparadora

Rita no tenía ya nada que temer. Müller no le preguntaba nada y se había acomodado ante su mesa para intentar trabajar. Rita se tomó otra naranja para que se le fuera el sabor de los labios del hombre y se encaminó sola, la carne alterada, hacia el lugar del arroyo donde podía sentarse en el agua sobre la grava.

La sed
Georges Simenon, 2004

Mientras tomo un café

Mientras tomo un café, voy puliendo este sueño,
igual que pule el viento el vasto azul del mar.

Fragilidad
Joan Margarit

15 junio 2017

Huevos mal cocidos

¿Había que concluir que todos ellos estaban volviéndose perversos? A ratos, Müller miraba a Rita con impaciencia, y entre ambos estalló una escena ridícula porque ella había cocido mal dos huevos, una auténtica pelea de matrimonio, mezclada de reproches.

La sed
Gesorges Simenon

14 junio 2017

Fruta del tamarindo

El 30 de marzo soltaron en el río Apure la embarcación que habían comprado en San Fernando, cargada con provisiones para cuatro semanas, no era suficiente para toda la expedición, pero era lo que podrían meter. A los monjes capuchinos les compraron plátanos, tubérculos de mandioca, pollos y cacao, además de las frutas del tamarindo, unas vainas que, según les dijeron, convertían el agua del río en una refrescante limonada.

La invención de la naturaleza
Andrea Wulf